Alitas de pollo al ajillo

Receta de alitas de pollo al ajillo

El pollo es uno de los ingredientes que más gusta a todos. Hay múltiples formas de prepararlo, esta vez alitas de pollo al ajillo, receta rápida y sencilla.

Ingredientes para preparar alitas de pollo al ajillo

  • 12 alitas de pollo limpias
  • 7–8 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino blanco
  • Sal al gusto
  • 1 pizca de pimienta negra molida
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva

¿Cómo preparar alitas de pollo al ajillo?

  • Para empezar con esta receta de alitas de pollo al ajillo, primero pelamos y picamos muy bien los ajos (podéis utilizar un exprimidor de ajos o cortarlos muy picado). Cortamos las alitas de pollo separando los muslos, salpimentamos al gusto y espolvoreamos con un poco de perejil picado.
  • Calentamos abundante aceite de oliva y echamos las alitas de pollo para dorarlas bien, a fuego medio-alto. Una vez estén las alitas en el aceite, añadimos los ajos bajando el fuego a medio-bajo para evitar que se quemen. Cuando las alitas de pollo al ajillo estén doradas y los ajos también, añadimos el vaso de vino blanco hasta cubrir (retira el exceso de aceite si crees que tiene mucho). Si es necesario añadir un poco de agua, no dudes añadirla.
  • Dejar que la salsa reduzca hasta que esté espesa y servir las alitas de pollo al ajillo en la misma cazuela en la que se han cocinado o en una fuente honda.
  • Foto orientativa: Jeronimo Palacios
Nota del autor:

Las alitas de pollo al ajillo son perfectas para que toda la familia se chupe los dedos. Si las acompañas con patatas fritas, los peques las devorarán.